martes, 27 de septiembre de 2011

El otoño se acerca


El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.
Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.
Y lo perdimos para siempre.

 -------------------------


 "Aquella luz que iluminaba todo
  lo que en nuestro deseo se encendía
 ¿no volverá a brillar?"
                
                                    Otoño y otras luces (Ángel González, 2001)




martes, 19 de julio de 2011

miércoles, 6 de julio de 2011

itself

¡ Qué me come mi edificio!,  ¡qué me come mi edificio!

miércoles, 22 de junio de 2011

viernes, 10 de junio de 2011

Este era un rey...


“A Margarita Debayle” es uno de los poemas más conocidos y populares de la lengua española escrito por Rubén Darío. Poema bello y viviente; perfecto y único. Subyace en este apólogo: el milagro de pureza formidable.

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar:
tu acento.
Margarita, te voy a contar
un cuento.

Este era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes,

Un kiosco de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: "¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho,
que encendido se te ve?

La princesa no mentía.
Y así dijo la verdad:
"Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad".

Y el rey clama: "¿No te he dicho
que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura!¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar".

Y dice ella: "No hubo intento;
yo me fui no sé por qué;
por las olas y en el viento
fui a la estrella y la corté.

Y el papá dice enojado:
"Un castigo has de tener:
vuelve al cielo, y lo robado
vas ahora a devolver".

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: "En mis campiñas
esa rosa le ofrecí:
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí."

Viste el rey ropas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mi vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.

Margarita Debayle Sacasa manifestó que su encuentro de niña con Rubén Darío en la pequeña isla del Cardón constituyó el acontecimiento más grato de su vida, y naturalmente, como no podía ser de otra manera, aprendió de memoria el poema a ella dedicado y, según cuentan, llegó a recitarlo en público de manera maravillosa en algunas ocasiones.


Os dejo con el corto de animación " Margarita", basado en este célebre poema. Os gustará.





La princesita valiente persiguió su sueño y capturó su estrella. ¿Y tú?

viernes, 3 de junio de 2011

Mi va, mi va...

¿Cantamos un ratejillo?




Mi va, mi va di avere la libertà
la gioia, l'amore, la semplicità




io voglio morire di felicità...

sábado, 21 de mayo de 2011

Reflexionemos

¡Paz, amor y el móvil de última generación!

miércoles, 18 de mayo de 2011

Mucho lirili y poco...

Indignez-vous!, de Stéphane Hessel, vale sí pues lo leí  porque tenía el correo repleto de: es muy bueno, es la caña, es la bomba, es genial... Y bien una vez perpetrado y consumado el acto de lectura  qué queréis que os cuente; nada nuevo bajo la tapa del libro, el sol siempre es el mismo, y tan malo como cualquier panfleto. Respiras un aroma rojo rancio de revoluciones ancladas en la nostalgia. Nada más que decir.

El abuelo cebolleta

Posdata: Porciertito mismo, y si a estas alturas de la película en esta España aún de charanga y pandereta alguien  piensa que los del "Yes, we camp, movimiento 15M" son  producto de una "combustión social espontánea" sin intereses espurios es que aún creen en los espíritus de los cocodrilos.

Indignate sí, pero no seas borreguito. Ingenuidad, divino tesoro.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Highway

Cielitos Restringidos

Kilómetro 10
Hoy soy una aspirina, tal vez una anfetamina
Highway mi amor
Tengo el culo frío
Una máquina negra destila un millón de tigres sangrientos en la mitad de mi cuerpo
Hoy soy una aspirina, tal vez una anfetamina
y parece que hoy nada camina
No camina el camión
Tengo ganas de saltar al vacío
ganas de cortarme las venas con el filo de tu aliento
con el filo de tus silencios
para que la mañana y el cielo y las nubes
se llenen con tu sangre
Hoy soy una aspirina, tal vez una anfetamina
Me falta un tornillo
y seguramente se me ha perdido en tu caja de herramientas
Highway mi amor, tengo el culo frío.
Opio en las Nubes, Rafael Chaparro Madiedo.

miércoles, 6 de abril de 2011

Infinitamente perfecto

Oye visitante, ahora que te veo por aquí voy a tratar de despertar a tu espíritu curioso y recomendarte que descubras a Dios en persona.
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Francamente, queridos todos, es realmente bueno.

Hasta más ver, no falten pasaré lista.

sábado, 2 de abril de 2011

Y al octavo renunciará...







Tanta paz lleves como descanso nos dejes. Y que conste que no me alegro del mal de mi vecino por si el que llega de camino es el papá del Faisán. Amén.

Post: Las imágenes están pilladas de un correo electrónico ;)

miércoles, 30 de marzo de 2011

Pim pam pum

Y hoy topé en una ventanilla de información, de un lugar que no viene al caso en este momento, con un funcionario de esos que han sido nombrados "cuasi a dedus", lo sabe y él sabe que lo sabes; Cuando llegas al mostrador le muestras tu mejor sonrisa forzada y preguntas con cierta desgana al conocido enchufado: ¿Los impresos para ......... en la segunda planta, ¿verdad? El tipejo, te pide la documentación (yo se la dejo -porque en otras ocasiones has entregado los documentos en dicho lugar- no sin cierto recelo. Acto seguido, el señor rompetechos procede a chuparse un dedo con saliva para pasar las hojas (qué ascoooo... Entonces para no caer fulminada por el ascazo que este hecho provoca en mi interior procedo a proyectar en mi mente unas minúsculas partículas de arsénico por compasión sobre los folios; esbozo una sardónica sonrisa mientras veo caer fulminado al interfecto cuando el veneno produce en su cuerpo el efecto deseado je je je) La película se estropea porque la realidad te pega un empujón devolviéndote a la escena primigenia esa en la que el pesao está mirano y volviendo a mirar los impresos. Una tercera no le aguanto, te juro que le remato con una proyección más efectiva pero antes de comenzar una nueva función en mi chola, soy capaz de discernir que el sujeto se dispone a apartar sus cegatos ojos de los papeles, y en ese preciso instante su mirada sale por encima de sus dos ventanas acristaladas de aumento en su grado máximo,carraspea y confirma: Sí, en la segunda planta. Tú, por supuesto le echas una mirada de esas que dicen: ¡pedazo mastodonte psicodélico plumífero arrastrao y "paquémehacesperdereltiempoaquí", soplagerifalte! Él se lo buscó, así pues una nueva sesión en tu mente, más currada con un duelo final efectivo: un gran pim pam pum. Y esta vez sí...


Ya en casa al revisar el correo me encuentro con una gran sincronicidad enviada por Noly. ;)

domingo, 27 de marzo de 2011

Y el viento calla

La gran ola,  Kanagawa


No fue la luna
quien levantó las aguas
contra la vida.

Hombres prudentes
como flores serenas
en fila esperan.

Estallan fuegos nubes de humo y escombros
en nuestros cuerpos.

Clara Janés, Fukushima 2011

Satta Suruga, Ando Hiroshige

Agua

Bajo las olas
busco lágrimas tuyas.
El mar nos duele.

Aire

Cielo de plomo.
No hay color en la nube.
Y el viento calla.

Tierra

La tierra huye.
El perro da el grito.
Flotan las almas.

Vicente Molina Foix, Tres haikus.


Liniers

lunes, 31 de enero de 2011

La gota que colma el vaso

“El Orden de las cosas”, es un corto que gira en torno al tema de la violencia de "género" con un enfoque esteticista cargado de simbolismo.

La vida de Julia transcurre en la bañera. Gota a gota irá reuniendo el valor necesario para cambiar el orden de las cosas...

Si aún no lo has visto, yo de ti no me lo perdería.



Sin duda uno de los mejores cortos que he visto últimamente.

viernes, 28 de enero de 2011

One, two, three, four, five... Mambo

Anne Hathaway será la encargada junto a James Franco de presentar y conducir la 83ª edición de los premios de la Academia de Cine estadounidense. Hathaway le ha pillado gustito a eso de desnudarse y de esta guisa la vemos durante los ensayos de la gala de los "Oscars" 2011. ¿Problemas con el vestuario, Anne?




miércoles, 19 de enero de 2011

No te entiendo... ¡qué me dices!

Los nacionalismos pueden desaparecer cuando se envuelven en en un gran movimiento ascensional de todo un país, cuando se crea un gran Estado, en el que van bien las cosas, en el que ilusiona embarcarse, porque la fortuna sopla en sus velas. Un Estado en decadencia fomenta los nacionalismos. En cambio, un Estado en buena ventura los desnutre y los reasorbe.
José Ortega y gasset, Discursos Políticos,
Alianza Editorial, S.A

Ya puestos a pagar traductores bien podrían ponerle uno extra a la Ministra Pajín, castellano-Leire Pajín,  Leire Pajín- castellano.

De momento y a la espera de una nueva ley que nos obligue a contratar traductores en los blog ...permitimos fumar en las zonas habilitadas a tal efecto.


lunes, 17 de enero de 2011

La dulzura de tus lágrimas

Esta preciosa y delicada portada , obra de Benjamin Lacombe -al que ya conocéis porque en su día le dediqué una entrada-, fue la causante de que sintiera curiosidad por tener el libro entre mis manos y hojearlo. Aunque no es este el único motivo, tal vez sea porque alguien nos contó que el escritor es un cantante de pop famoso cuyo  álbum titulado " La mecánica del corazón" fue disco de Oro en el país de Nicolas Chauvin, y siendo esto así tú dices, bueno, vale, venga, que la curiosidad le produce un reconcomio a todo my body; no puede ser un cuento tan nefasto con una portada tan bella, frágil y delicada  pero cuando te enteras que si famosos como Olivia Ruiz (¿esta quién es?), Jean Rochefort, Rossy de Palma o Eric Cantona, colaboraron con Malzieu; en ese instante tú como que vuelves a mirar la portada preguntándote si en realidad merecerá la pena y el placer literario se materializará en sensaciones orgásmicas pluscuamperfectas. Dudas y sus  hermanas gemelas, las otras dudas, intentan hacerme desisitir "mira que es un libro muy vendido, mira que van a hacer una peli en 3D, mira que..." pero en el último momento regateo a las dudas: voy y...lo leo.

Edimburgo 16 abril de 1874, nieva, es la noche más fría del mundo y nace el pelirrojo Jack, con la piel arrugada  a lo Charles Bronson cuyo corazón apenas late, en una vieja casa asentada sobre la cima de la montaña más alta de Edimburgo -Arthur's Seat-, colina de origen volcánico engastada en cuarzo azul. Cuenta la leyenda que fue el lugar elegido por el bueno del rey Arturo para contemplar la victoria de sus huestes y para, finalmente, descansar. Así comienza la primera página de La mecánica del corazón, un cuento para adultos que reflexiona sobre el rechazo a los diferentes, la tolerancia, el respeto pero, principalmente sobre el exceso de amor, ese que marca el ritmo de la mecánica de nuestras emociones y sus límites que al ser franqueados puede llegar a quebrar nuestra compleja maquinaria.

"[...]Pues bien, ese es un sufrimiento insignificante si lo comparas con el que puede originar el amor. Algún día es posible que tengas que pagar un precio muy alto por todo el placer y la alegría que el amor provoca. Y cuanto mas intensamente ames, más intenso será el dolor futuro.Conocerás la angustia de los celos, de la incomprensión, la sensación de rechazo y de injusticia. Sentirás el frio hasta en los huesos y tu sangre hará cubitos de hielo que correrán por debajo de tu piel. La mecánica de tu corazón explotará. Yo misma te instalé este reloj, conozco perfectamente los límites de su funcionamiento. Como mucho es posible que resista la intensidad del placer, pero no es lo suficiente sólido para aguantar los placeres del amor".



Conclusión tras su lectura, encefalograma plano, piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, ni frío ni calor. El francesito no resuelve bien el final del cuento, algunos personajes no se sabe muy bien a qué aspiran y tú te preocupas taaaanto o sea es en plan ¿y tú qué haces con tu vida?...(XD) No, en serio, el tipo no lo narra mal. Ahora bien, si os animáis a adentraros en el maravilloso mundo paralelo de la lectura pasaréis un ratejo entretenido y os encontraréis con un universo  repleto de metáforas y palabras hermosas que conforman un paisaje poético de fantasía bello, frágil, y desolador, repleto de lugares comunes. Más allá un paisaje inexistente. 

¿Quién no se ha dejado alguna vez  arrastrar por el impulso irrefrenable que  la alteración intensa del amor provoca en de la mecánica de nuestro corazón?

Tal vez Jack tenga un corazón en apariencia defectuoso, un corazón mecánico que late por inercia, sin embargo no es su incapacidad un obstáculo para no  sentir la verdadera intensidad de la inquietudes del amor, más bien al contrario. El corazón deficiente, no es el de Jack sino más bien es el de todos aquellos incapaces de atreverse a sentir los impulsos  de sus emociones, deambulando por la vida con el corazón congelado en la noche más fría del mundo. Edimburgo 16 de abril de 1874, nieva